Estrategias de Inversión

Una tarea imprescindible de que todo inversor debe realizar antes de empezar a invertir en el mercado bursátil es definir su propia Estrategia de Inversión.

Existen infinidad de fórmulas para invertir nuestro dinero. En España tradicionalmente la forma de inversión más usada ha sido el ladrillo, comprar casas, pisos o plazas de garaje esperando que suban de precio y vender, o bien rentabilizar esa inversión a través del alquiler. Pero en los últimos años son cada vez más los que se interesan por el mundo de bolsa de valores a la hora de invertir sus ahorros. ¿Qué estrategias de inversión existen? y ¿cuál es la más recomendable?

Estrategias de inversión. Las tres formas de Invertir en Bolsa

Existen tres formas de invertir en bolsa básicamente. Especular, invertir a largo plazo, y el trading. Es importante conocer la diferencia entre las tres ya que dependiendo de nuestro perfil de inversión, será mejor optar por una u otra.

Invertir en bolsa – Especular. 

Consiste en comprar barato y vender caro. Así de simple y así de difícil. Esta forma de invertir en bolsa se basa en que la economía y los mercados bursátiles son cíclicos. Lo que significa que tienen épocas de subida, épocas de bajada y épocas de estancamiento. Si uno sabe identificar en qué momento del ciclo está la economía, es de esperar que sepa cuando comprar barato, es decir, cuando se está en la parte baja del ciclo, y cuándo vender caro, es decir, cuando el ciclo económico está alto.

Hay ciclos a corto plazo, ciclos económicos a medio plazo y ciclos a largo plazo. Quién sepa identificar en que momento del ciclo está la bolsa sabrá cuando entrar en bolsa (comprar), cuando salir de la bolsa (vender), o cuando mantener (esperar un buen momento para vender).

El comportamiento de los ciclos económicos está muy estudiado. Los inversores en bolsa que se dedican a la especulación tratan de identificar utilizando distintos métodos (análisis fundamental y análisis técnico) cómo va a ser el comportamiento futuro del precio de las acciones, y tratar de averiguar cuándo es el momento ideal de comprar y de vender. Se requieren altas dosis de paciencia y disciplina para especular, además de un buen control de las emociones.

Esta es la forma de invertir en bolsa más conocida por la mayoría de la gente porque es la que se ve en el cine y la televisión. Gente que compra acciones en el mercado bursátil, o empresas enteras, a un bajo precio y las vende cuando han subido de precio.

Invertir en bolsa – Trading. 

Consiste en comprar y vender en espacio de muy poco tiempo, normalmente en el mismo día, en pocas horas o minutos. Los trader normalmente toman posiciones (compran) a primera hora de la mañana con la idea de vender en cuanto puedan obtener un beneficio. Sus decisiones no se basan en el resultado de una empresa o la buena marcha de su negocio. Las decisiones de los traders se basan en los ciclos de subida y bajada de la bolsa.

El trading no es un sistema de inversión en bolsa propiamente dicho, consiste en especular pero a muy corto plazo. Compran y venden al lo largo del día varias veces con el objetivo de terminar el día con beneficios. Saben que en algunas operaciones van a perder, pero intentan que las ganancias superen a las pérdidas y de esta forma terminar el día en positivo.

Es un sistema de operar en bolsa muy exigente, requiere de una gran disciplina, mucho conocimiento técnico y de unos nervios de acero, ya que las emociones juegan un papel fundamental, especialmente el miedo y la ansiedad.

Las emociones juegan un papel muy importante en nuestras decisiones bursátiles, y en el trading mucho más.

Invertir en bolsa – A largo plazo. 

A esta estrategia de inversión se la conoce como Buy & hold (comprar y mantener). Consiste básicamente en invertir en empresas grandes y estables, con un buen margen de seguridad, competitivas y que ofrezcan un rendimiento por dividendo interesante.

La clave del éxito en la inversión a largo plazo está en hacer una correcta elección de las acciones en las que invertir, ya que los criterios para elegir una u otra empresa en que que invertir son diferentes dependiendo del tipo de estrategia que se utilice. En la inversión a largo plazo un criterio fundamental al elegir en qué empresa invertir es el dividendo, ya que el objetivo principal de está en llegar a vivir del dividendo… o casi. ¿Qué sectores son adecuados a la hora de invertir a largo plazo? ¿Qué empresas son ideales para invertir en bolsa a largo plazo? ¿Conviene diversificar? ¿Cuántas empresas debe formar mi cartera de valores? ¿Y en qué porcentaje? ¿Cuándo es conveniente vender?

Estas y otras preguntas son las que debe sopesar uno cuando se plantea una inversión a largo plazo.

Intentar hacerse rico rápidamente invirtiendo en bolsa suele llevar a todo lo contrario ya que la ambición y las prisas suele hacernos tomar decisiones demasiado arriesgadas que pueden hacernos perder mucho dinero, en vez de ganar mucho dinero. Pero obtener una rentabilidad que permita complementar el sueldo (o sustituirlo), asegurar una jubilación o incluso adelantarla, eso no es tan difícil. Es cuestión de tiempo, estrategia y disciplina.

Deja un comentario