Warren Buffett

Warren Buffett, el Oráculo de Omaha. Un poco de historia

Warren Buffet es uno de los hombres más ricos del mundo, según la revista Forbes su fortuna fluctúa entre la segunda y la cuarta más grande del planeta, en algún momento, incluso, llegó a portar el primer puesto, por encima de Bill Gates y  Carlos Slim, sin embargo, esta situación no duró mucho tiempo.

Pero no importa el lugar que ocupe en la lista de los más opulentos, Warren Buffett tiene además una historia interesante. Nacido en Omaha, Nebraska, en los Estados Unidos, el 30 de agosto de 1930, a la escasa edad de 11 años hizo su primera inversión, con 120 dólares que había reunido vendiendo periódicos.

Buffett es un hombre aparentemente sencillo. No tiene chofer, ni guardaespaldas, conduce su propio vehículo, vive en la misma casa que compró al poco tiempo empezar su primer matrimonio en la década de los 50. No se codea habitualmente con políticos, ni artistas. Hace pocos años empezó una buena amistad con el también multimillonario Bill Gates, quien, dicho sea de paso, planeó que su entrevista con él, durara media hora, sin embargo, una vez que empezaron a conversar, Bill Gates quedó tan bien impresionado, que su conversación duró varias horas y hasta la fecha conservan una excelente amistad.

Warren Buffett hizo la donación más grande que ha recibido una fundación sin fines de lucro, esta consistió en 30.000 millones de dólares, nada menos que para la fundación de Bill y Melinda Gates.

Por más de cuarenta años las inversiones de Buffett han tenido rendimientos superiores al 20%, lo cual es muy superior al rendimiento de cualquiera de los índices de referencia de los Estados Unidos, el Dow Jones, el Standard & Poor o el Nasdaq. Esto se debe a que Warren Buffett tiene un sexto sentido que junto con múltiples análisis que realiza, le han permitido invertir en excelentes empresas, con gran solidez y magníficos resultados.

Es tal el éxito obtenido, que el solo hecho de que Buffett muestre interés por alguna acción específica y hacerlo público, es suficiente para que suba el precio de la misma. Es precisamente por ello que Warren Buffett se ha ganado el rimbombante título de “Oráculo de Omaha”.

La cartera de inversiones de Buffett cuenta con más de setenta empresas de muy diferentes giros, lo que significa que uno de los pilares de su estrategias de inversión es precisamente la diversificación. De manera que cuando algún sector se encuentra en dificultades económicas, siempre habrá otro u otros que tendrán buenos resultados.

Aun cuando de muchas de esas empresas, es el principal accionista, no convoca a juntas, ni reuniones, solo envía una carta una vez al año al CEO de las mismas donde les plantea los objetivos a alcanzar y no los vuelve a molestar en el resto del año. Todos ellos saben que solo tiene dos reglas que les ha transmitido, la primera es “Nunca deben perder dinero” y la segunda es “si algo falla volver a la regla número uno”.

 

Ejemplos de su cartera

Veamos algunos ejemplos de las empresas de las cuales Warren Buffett es portador de un buen porcentaje de acciones:

  • Coca – Cola, sector refrescos.
  • Wells Fargo, sector bancario.
  • Burlington Northern. Sector ferrocarriles.
  • American Express, sector bancario.
  • Procter & Gamble, sector mercancías generales.
  • Kraft Foods, sector alimentos.
  • International Business Machines, sector computación.
  • Walmart, sector comercio minorista.
  • Wesco Financial, sector bancario.
  • Johnson & Jhonson, sector mercancías generales.
  • Apple inc., sector computación.

Esta es solo una pequeña muestra, en la cual podemos ver que en efecto no hay un solo sector, sino muchos y son empresas todas ellas de reconocido prestigio y muy consolidadas. De hecho, otro de los puntos de la estrategia de inversión de Warren Buffet consiste en no dejarse llevar solo por los resultados del último ejercicio, sino por el promedio de los últimos cuatro o cinco ejercicios, lo cual nos dará una imagen mucho más real de la situación de la empresa y se podrá tomar una mejor decisión de inversión.

 

Algunos consejos

Mucho se ha escrito sobre Buffett, ya que es una persona muy respetada, tanto en su país, como en el resto del mundo, no solo por ser sumamente rico, sino por su calidad humana, su sencillez, humildad y la gran experiencia adquirida en sus 86 años de vida, tanto en el campo de las inversiones y los negocios, como en los aspectos de la vida en general.

En algunas, de las muchas entrevistas que le han hecho a lo largo de su vida, ha dado valiosos consejos, a continuación, presentamos algunos de ellos:

  • “Debemos invertir mucho tiempo, todos los días, en algo muy importante, pensar. Leer y pensar. Gracias a la lectura y la reflexión, tomaremos menos decisiones impulsivas que el resto de la gente. Guarda el teléfono, apaga el televisor y tómate un tiempo para pensar”.
  • “Durante muchos años, sesenta y seis, para ser exactos, he hecho muchas inversiones, sin embargo, son muchas más las veces que me han ofrecido acciones y he dicho que no”. Prueba de lo anterior es que su cartera de inversiones contiene menos de ochenta nombres. Él ha sabido ser muy selectivo y no tiene miedo a decir que no.
  • “Construir una buena reputación es algo que toma muchos años, pero destruirla, puede tomar solo unos minutos, si reflexionamos sobre esto, haremos las cosas de una manera más cauta y honesta”.
  • “Cuando decidimos hacer la compra de un artículo, debemos estar seguros de que, si lo necesitamos, porque cuando compramos cosas que no necesitamos, pronto terminaremos vendiendo las que si necesitamos”.
  • “Tanto en los negocios, como en la vida personal, elige socios o amistades que sean mejores que tú, aprovecha sus aportaciones”.
  • “No cabe duda que el dinero puede lograr muchas cosas, pero no puede influir en el número de personas que amas, ni en lo saludable que puedas estar”.
  • “Los humanos poseemos una característica perversa mediante la cual nos gusta hacer las cosas fáciles, difíciles.

Conclusión

Solamente ocho hombres son poseedores del 50% de la fortuna existente en el mundo y Warren Buffet es uno de ellos. Esto se dice fácil, pero pertenecer a este pequeño y selecto grupo, para ninguno de ellos ha sido sencillo y mantenerse además dentro de él, también es un gran mérito y digno de admiración.

Deja un comentario